17 marzo 2011

¿HAY ALGUIEN AHÍ?

¡Qué vergüenza! ¡No escribo nada desde diciembre! Merezco que me aten a un poste y me lancen sus pilas de audífono usadas, con el riesgo de intoxicación que eso conlleva.

Pido perdón. Tengo excusa: he estado trabajando. Me estoy convirtiendo en una prostituta literaria. Sólo escribo cuando me pagan.

En fin, sigo aquí. Nunca me fui.
Mi audición sigue igual. Pero pronto habrá cambio de audífono. Me preparo la gran batalla contra la obra social, porque esta vez el elegido es el más caro, el más adelantado, el más mejor. Hice las pruebas hace unos días y me maravillé y emocioné por escuchar la ch y s sin lectura labial. A la gente que escucha puede sonarle taaaaaan tonto emocionarse por una ch. Pero para mí...
Le pregunto a la fonoaudióloga si con mi audífono de siempre había pronunciado la ch y me dice que sí. Y de pronto... oh milagro... la ch existe.

Mi nuevo chiche tendrá bluetooth y ya lo probé con el teléfono y con la música del celular y... ah... qué placer...

Tengo que elegir el color. Esto puede parecer superficial o menor en relación a todo lo demás, pero para mí es lo más importante. Será mi primer audífono en parte retro en parte intra, y esto del color me mantiene en vilo. Rojo no sé... Tengo los anteojos con el marco muy finito rojo y ya me aburrí, ahora los quisiera color carey. Pienso que terminé eligiendo el marfil o el gris más oscuro. ¡Pero no lo quiero color audífono!

Ya les iré contando cuando llegue el momento. Por ahora lo de siempre: conseguir la orden del médico, hacer las audiometrías nuevitas, ir a la obra social, hacer huelga de hambre frente a la misma, buscar un abogado, ir a los medios, organizar marchas, llenar alguna plaza... Veremos...

Y tengo muy pero muy postergado algo que quiero escribir... Llevo tres años trabajando con niños y jóvenes sordos e hipoacúsicos y si supieran las historias que he escuchado y conocido... Ay gente, como dice la frase (¿de quién es? Yo creo que de San Agustín):
"El camino al infierno está plagado de buenas intenciones".
He conocido a muchos chicos con sus vidas totalmente trastornadas por las "buenas intenciones" de sus padres. Y no puedo dejar de comparar lo que les pasa con mi propia vida, en la que también hubo "buenas intenciones".

Listo. Eso es todo por ahora. ¿Alguien quiere dar señales de vida, como para saber que queda un ser humano de ese lado? Intentaré no abandonar tanto tiempo este espacio.

Hasta prontito.

10 comentarios:

Annie dijo...

Audífonos con bluetooth y de color q no es color audífono? yo quiero! jaja
Me quedé muy sorda hace poquito por un tumor, y entiendo tu placer al escuchar un simple "ch", ¡que emoción!

Saludos y espero que no dejes de escribir aquí aunque no te paguemos!
Descubrí tu blog hace poco y me gustó mucho :)

Ivana Carina dijo...

Jajajaaa! Mujeerrr! No hay nada mejor que abrir el Reader y encontrarme con tu post!!

Me hiciste reir frente al monitor como loca mala cuando leí: "Pido perdón. Tengo excusa: he estado trabajando. Me estoy convirtiendo en una prostituta literaria. Sólo escribo cuando me pagan.", aajajaaa! No podés! :P

Yo sigo acá, fiel.... Jaja! :P

Ahora, ¡tus audífonos son re copados! Ojalá logres acortar los tiempos burocráticos de tu obra social ¡y los consigas rápido!

Ahora, si no es así, contá conmigo para acompañarte en la protesta, ya sea en la marcha o cuando te encadenes, llevo mi silla (cuack!) y te cebo unos mates, dale? Jaja! :P

Te admiro, Mujer, sabelo! =)

Y espero que te decidas pronto a escribir tus experiencias sobre "las buenas intenciones" de padres y amigos de tus niños y jóvenes.
Creo, no, sé que será de gran ayuda para que las "buenas intenciones" se transformen en acciones que puedan ayudar a los chicos a progresar.

Bueno Vero, no te "prostituyas" tanto y date una vuelta más seguido por acá, jajaja! Que como dice Annie en su comentario, no te pagaremos pero te leemos, juas! :P

Besotes y hasta la próxima! =)

Anónimo dijo...

¡¡¡Gracias Annie e Ivana!!! ¿Cómo voy a dejar de escribir, con ustedes ahí haciéndome el aguante?
Un gran cariño
Verónica

Olivia dijo...

Hola Veronica, acá doy mi presente! Me alegro mucho que te vayas a poner un nuevo audífono. Uno se acostumbra al malo conocido, si lo sabré!!! Vós tenés la misma enfermedad que yo y es progresiva. Es muy probable que un día llegues al implante y verás lo que te va a gustar. jajajaja. Muy interesante el tema de lo que estás escribiendo, me encantaría leerlo. besos grandes

mae-lahermanademaria dijo...

Como siempre, pasar por aca es un placer. Me detuve a releerte cosas.. del 2007 y me rei de nuevo y con mas ganas. Tu forma de expresar este tema me deja tan admirada siempre. Saludos

Graciela dijo...

Hola, soy nueva en el blog, te conoci en la Red Confluir, ay si internet hubiera existido hace 30 años no hubiera pasado las que pase. Yo estoy tramitando audifonos nuevos en mi obra social!! espero que nos vaya bien!! te felicito por tu blog

Graciela

Susana dijo...

Aqui estamos Vero!. De vez en cuando miraba estos meses y me preguntaba dónde estarías?
No encontré a ningún médico que registrara mi audiometría antes y después del tratamiento de fertilidad; pero ya me encargaré yo de compararlo y te contaré. Un beso y muCHA "feliCHIdad" con el nuevo audífono!. Besos desde España

Gustavo dijo...

hola Veronica, me llamo Gustavo de Neuquen y tengo el mismo problema que el tuyo desde los 6 años uso audifonos por hipoacusia bilateral subita profunda (82%)posterior.- ahora estoy usando los digitales y me alegro muchisimo que te adentres en el mundo de la era digital con bluethoot y mas para hablar por celular por ejemplo, cosa que a todos los que tienen esa otoesclerosis( mi caso es ototoxicidad con antibióticos) no pueden ni hablar, solo sms(texto) o smm( multimedia).- ojala que las tablet o smartphone tengan esas ventajas y nos tengan en cuenta, saludos.-

Anónimo dijo...

Hola,Vero,soy nueva,y hace mucho que uso audifonos,siempre de la marca Sie..........lo pongo asi porque no se si se puede poner marca,bueno como te decia,no queria cambiar de marca porq una sola vez lo hice y me equivoque,no escuchaba nada,ahora tenia que hacerlo ya no escuchaba nada,ya era viejo el pobre 5 años ,y como vos decis tenia miedo de equivocarme en la seleccion,pues bueno creo me equivoque,no puedo hablar por telefono ya que no escucho nada,los sonidos suenan raro,no encuentro la calibracion,con el anterior me lo calibraron y escuche bien enseguida,con este no pasa lo mismo, lo calibra y lo calibra y yo sigo sin sentirme comoda,veo que comprastes uno que escuchas bien las palabras,(ya que no es lo mismo que en el gabinete como lei en un comentario anterior)mi pregunta es tengo osde solo me reintegra 2300 $ una porqueria para lo que salen hay alguna forma de que me reintegre no digo todo pero algo mas cercano al valor del audifo,gracias
y sos re copada me encanta tu modo de expresarte

Verónica Sukaczer dijo...

Hola a la sin nombre de la última entrada: si tenés certificado de discapacidad la obra social debe reintegrar el 100% del valor del audífono. Sin certificado no hay nada que hacer, y supongo que uno podrá estar agradecido de esos $2300.-
Sobre la calibración: hay que insistir con el/la fonoaudiólogo. Cambiar de profesional si hace falta. La mayoría de las empresas también dan la opción (pero no la dicen) de devolver el audífono o cambiarlo si no se logra la adaptación. Insistí. Los audífonos digitales de hoy en día son difíciles de calibrar.
Y gracias por leer.
Mucha suerte.