28 abril 2009

APOCALIPSIS

Está llegando.
Pasó en Oriente, con la gripe aviar.
Pasa ahora, con la gripe porcina.
De a poco las imágenes de los noticieros
comienzan a poblarse de
seres anónimos con barbijo.
Creemos que no nos pasará.
Que a nosotros no.
Pero un día llegan a nuestro país.
A nuestra ciudad, a nuestra cuadra.
Ya están golpeando a la puerta.
Les ponemos el barbijo a nuestros hijos, sin pensarlo.
Nos ponemos barbijo.
Y salimos al mundo sabiendo que el mundo terminó.
El apocalipsis.
Algo que sólo había sucedido en algunos
países musulmanes y bajo la sharia.
La burka.
(A nosotros no, a nosotros nunca nos pasaría).
El barbijo es nuestra burka.
Los demás no se dan cuenta, no lo saben.
¿Son fantasmas ellos,
o nos hemos convertido en fantasmas nosotros?
Millones de sonidos y ninguna boca.
Está llegando.
El día en que ya no podamos leer los labios.

5 comentarios:

Ivana Carina dijo...

Vero, la verdad que impresionante esta entrada...

¡Cuánta razón tenés!

Ojalá que solo sea temporal y los barbijos desaparezcan...

Un beso!

Anónimo dijo...

Chicas el barbijo es solo temporal,
en el apocalipsis vendran cosas peores, aunque ya a empezado....
aun asi, no dejen de brillar en la oscuridad.
PABLO.

Fabiola dijo...

El apocaliis vendrá cuando los pueblos de todo el mundo, bajen de su trono a todos los gobernantes de todos los países que se dedican a utilizar las enfermedades para generar pánico en la gente, en las masas y volverlas ciegas a cualquier otra cosa, obedientes, bien portadas...

De nuevo, con impotencia, con mucha rabia, nos pasó en México, sólo vean las noticias frescas, "al parecer es un virus más benigno de lo que creíamos".

Dios que coraje, y como dato curioso, sólo en un noticiero vi que alguien se tomó la "molestia" de traducirlo a los sordos con lenguaje de señas... qué bárbaros, no cabe duda de que cada vez vamos para atrás... lo digo por México, mi lastimado país...

Saludos y cariños a todos!

celeste dijo...

Mirando escenas de multitudes con tapabocas por la TV, tuve una sensación como de angustia claustrofóbica.Le dije a mi hijo: "sería como si me vendaran los ojos, como si me cegaran y me dejaran encerrada en la oscuridad"

TU BOCA ME HABLA, NO LA TAPES.
Eso dirá mi remera apocalíptica.

BE SOS y A BRA ZOS

Romina dijo...

Hace unas semanas, en el pico de mi paranoia, me puse a imaginar cómo sería, qué haría cuando una persona y me atienda y tenga que pedirle que baje el barbijo... uf, pesadillas, ja.

Besos!