27 mayo 2008

MIEDOS DE SORDOS

Que el audífono se quede sin pila en un momento en que "hay" que escuchar, y no tener otra encima.
Que el audífono se rompa en plenas vacaciones en un lugar apartado del mundo o en un viaje de negocios.
Que un hijo nos llame desde otra habitación, lastimado, y no lo escuchemos.
O tenga pesadillas y no podamos ir a despertarlo.
O se golpee o se desmaye o se caiga en la bañadera o cualquier otra cosa y no escuchemos el golpe.
O que se olvide la llave (adolescentes, esposo) y no escuchemos la puerta.
O nos putee o converse con sus amigos tapándose los labios, y nos dé una bronca espantosa.
O nos llame desesperado por teléfono y no lo entendamos y él/ella no logre calmarse.
Que la película que estamos esperando ver desde hace años, y que no se consigue en DVD ni puede bajarse de Internet, la den en la tele... doblada al español latino.
Que él (también hay versión ella) tenga un lomo impresionante, una mente brillante, una simpatía a prueba de todo... y una voz inaudible.
Entrar a la ducha con el audífono puesto.
Que nos asalten y no poder escuchar lo que nos dice el chorro, y ponerlo nervioso.
Que nos ataquen o nos asalten desde atrás, y no entender qué está sucediendo.
Que en un exámen, evaluación o reunión importantísima se presente alguien que no nos conoce, con unos bigotes gigantes que impiden verle la boca.
Que el audífono acople en el momento más inoportuno, y todos a nuestro alrededor busquen de dónde viene el sonido. Y nos miren.
Que en una reunión todos parezcan pasarlo excepcionalmente bien, y uno no pueda saber por qué.
Que alguien te envíe a leerlos los labios a otro, creyendo que el método es infalible.
Que te digan sordita, cariñosamente.
O nos pregunten si somos sordoMUDOS.
Que se corte la luz en un lugar desconocido y no puedas ubicarte por los sonidos.
Dejar el audífono dentro de una zapatilla, en la playa, para ir al mar, y que lo roben o lo pisen o lo llenen de arena (corolario: ¿dónde dejar el maldito audífono?).
Que en el espectáculo más caro y más interesante... no acepten el certificado de discapacidad.
Que nos traten como a idiotas.
Sentirnos idiotas.
Que aparezca un audífono mucho mejor, cuando recién logramos que la prepaga pague el nuevo.
Que el técnico de cualquier electrodoméstico no entienda que no podemos esperarlo de 8 a 14 porque no escuchamos el timbre. (y que de todos modos no venga a la hora pautada, y tengamos que quedarnos como unos pelotudos al lado del timbre para que vuelva a funcionar el lavarropas). Ídem entrega de supermercados.
No entender si él/ella nos está preguntando si queremos salir o nos está dejando.
Que nos pregunten cómo se dice algo en lengua de señas, como si formáramos parte de una comunidad exótica, y explicarle al otro que a pesar de nuestra sordera/hipoacusia somos como cualquier otra persona (lo mismo el que habla lengua de signos).
Que cierre la empresa en donde compramos los audífonos los últimos 20 años.
O la marca se vaya del país.
Ser hipoacúsicos.
Ser sordos.

16 comentarios:

maria dijo...

Adhiero totalmente al acople.Me pasa siempre y me hago la boluda. Sumo las reuniones de padres, que no haya asiento adelante de la maestra para mí es la muerte. Reuniones en general: todos se ríen y te quedás pagando, mi hermano dice que parezco china: te miran cuando le hablás y dicen sí..si o se ríen y no entienden un joropo.A la playa siempre con el deshidratador. Y tomo sol con los ojos abiertos, porque a cada rato vienen vendedores que se te paran al lado y no se van si no contestás.LLuvia: puede haber un sol que raja la tierra y 35 de temperatura, pero en mi cartera siempre hay un paraguas.

maria dijo...

Otro miedo: que la tecnología no avance proporcionalmente a tu sordera. Pensás este es el más potente??uuh!se me acaba el tiempo. En vez de pensar en casas inteligentes y robot-mucamas pónganse las pilas con los audífonos muchachos!!!

Anónimo dijo...

Que las personas q más quieres y te importan te queden mirando como diciendo "otra vez tengo q repetirle lo q le dije".... cuando no alcanzé a entender lo q me dijieron, y les digo ¿qué? ¿cómo?.... miran como si fuera un esfuerzo inmenso y una molestia repetirnos de nuevo..............
Que no me decido a operarme mi oido más malo, aún cuando sé q lo necesito xq hasta mi oido más bueno lo pide a gritos.......
cariños Verito, como siempre dandole en el punto exacto con tus escritos... CECILITA

Anónimo dijo...

llegué hasta aquí a través del foro,y me alegra haber dado con este blog ( lo leeré enterito)y...me gustaría contarte que hasta hace 5 añitos yo era una "sordita" un poco profunda :)))) y que gracias a las intervenciones que me hicieron dejo de ser sordita para recibir este mundo (con mucho ruido por cierto)pero con una alegría que quiero compartir con todo el mundo;apenas hace 10 días de mi intervención en el oido izquierdo (el dercho me lo operaron hace 5 años)tenía otosclerosis bilateral y soy una persona nueva.un saludo y un abrazo grande desde este ruidoso y maravilloso mundo de madrid;seguiré entrando por aquí y apoyando tus post (que identificada me sentí al leerlos,y como entiendo ahora a la gente con problemas de audicción).

Fabiola dijo...

*Darme cuenta de que ya perdí más audición.
*Discriminación.
*Que el audifono me lastime.
*No poder conseguir trabajo.
*Todo lo relacionado con mi hija.
*Que me asalten y tenga que decir: perdon, me puede repetir de nuevo?
*La gente estúpida.
*Que me hagan la cirugía y algo salga mal.

Mary Sáenz (La Rorra) dijo...

Miedos??mmm...
los mismo de todos, que la familia te considere una carga, a perder completamente la audición (que? aún oías?), a no tener dinero para otro audifono y que se rompa, que se acabe la pila justo cuando estas en medio de una reunion importante, que la gente no module, que te crean pelotuda, idiota y retrazada, a la compasión y autocompasión, a no poder desenvolverme sola ,a los lugares ruidosos, a las voces inaudibles e inleibles, a la gente estupida, a la descriminación, a que la peli este en español, etc etc etc...

Anónimo dijo...

Yo tengo miedo a no saber que va a pasar; me quedaré sorda totalmente?, no oiré ni una mosca? (bueno eso no es tan malo, mi marido se cabrea como un mono cuando una pasa por su lado, ja ja ja), que probabilidad hay de que mis niños pueden heredarlo?(pero si todavia no han nacido!), conseguiré un trabajo dichoso en el que me paguen bien para comprar audifonos nuevos?, que como dice Cecilia, alguna vez se cansen de repetirnos las cosas?, que no escuche una peli en el cine...con lo alto que lo ponen y lo que me gusta ir?, que me tenga que operar otra vez?, y ya el colmo, con lo que me gusta aprender ingles, no poder hablar con el skype con mi cuñada neozelandesa?. Hoy 30 de Mayo todas estas preguntas no me angustian tanto, porque no? será que me estoy acostumbrando?. !MMMUUAACCC! Este beso ha sido bueno eh?. Gracias Veronica por iniciar este forma de saber unos de otros

Marie dijo...

Hola a todas/os! Adhiero al miedo de que quienes quiero se cansen de repetir lo que dijeron todas aquellas veces que no logro escuchar!! Muero de miedo de que mi otosclerosis avance tanto que no me permita ser lo que más deseo en la vida: médica neonatóloga. Miedo a tener miedo de embarazarme. Estoy llena de miedos!
Me alegró mucho encontrar este blog, es muy difícil poder hablar de todo ésto con alguien que no pasa por lo mismo. Aplausos a Verónica por la genial idea! Besos!!

Verónica Sukaczer dijo...

¡¡¡HOLA TODOS!!!! ¡VOLVÍ! ¿Saben que me siento increíblemente orgullosa de este blog? ¿Está mal que yo lo diga? :-)
Me encantó el miedo del paraguas. Ese no lo tengo. Sí tengo mucho miedo de mojarlo. Pero si se larga a diluviar y no tengo paraguas, me lo saco y lo guardo en algún bolsillo interior o cualquier lugar donde esté segura de que no puede mojarse (pero no me lo dejo puesto, lo cual significa que siempre lo-ten-go-pre-sen-te). Sí le tengo miedo a los pendejitos que juegan con pistolas de agua en el verano. Me olvidé escribir ése.

Gracias por estar.

Lore b dijo...

este blog tendrían que leerlos los "especialistas" es audición y los fabricantes de audífonos. Han armado entre todos un compendio riquísmo a tener en cuenta. La verdad Vero que tenés que estar orgullosa y difundirlo

Verónica Sukaczer dijo...

¡¡¡¡Gracias Lore!!!! Y sí, estoy orgullosa, aunque no está bien que lo diga yo :-).
Y creo que algún día escribiré un libro sobre el tema y por supuesto incluiré varios post.
Cariños

Mary Sáenz (La Rorra) dijo...

No esta mal la idea del libro.
Por mi cuenta, les comento que me opero el 3 de julio ¿Para que? Sabrá Dios!!! Según mi otorrino me va a poner unos tubos de ventilación, como si eso me fuera a hacer oir mejor!!!!! Ya les contaré.
Esta vez le paso el papelito con la dirección de este blog, que NECESITA con urgencia leer.
Gracias a Dios aqui no llueve a cántaros, pero concuerdo con Vero, en verano me muero de miedo de salir a la calle por la mojadera.

Anónimo dijo...

¡¡¡Mucha suerte Mary!!! No cualquiera tiene tubos de ventilación. Aunque sea vas a estar fresquita :-).
Verónica

Romina dijo...

Genial el post, Verónica, tengo todos menos los que llevan hijos en el enunciado. El de dejar el audífono en la playa puede extenderse a "dejarlos en manos de otra persona".
El de bañarse con los audífonos, aún cuando apenas me levante chequeo si los tengo puestos antes de mojarme la cabeza.

Re-bienvenida!! Besos

Mary Sáenz (La Rorra) dijo...

Oigan me operé!!!! No escucho un comino más de lo que escuchaba antes, pero por lo menos no tengo el dolor de oidos. Me hicieron una miringotomía y me pusieron los tubos de ventilación. Segun el otorrino con el tiempo va a mejorar un poco mi audición (bueeeno), espero tener pronto en mis manos mi audiograma para enseñarselos. Pase de ser muy muy muy sorda a ser muy muy sorda, así que valgame la diferencia!!
Lo proximo es un par de audifonos nuevos, por que los mios ya estan viejitos (lástima que aqui no hay la prepaga, ni nadie que ayude a comprarlos) y nuevamente donde la fonoaudióloga a seguir con la lectura de labios.
Lo unico que me molestó es que como aqui no hay muchos casos de otoesclerosis detectado en la infancia y además con un progreso en la pérdida de audición acelerada, la sala donde me operaron parecía la facultad de medicina lleno de estudiantes y habían como 4 otorrinos ahi conmigo...
Por lo demás, todo bien chicas...

PD. le pase la dirección del blog a mi otorrino, me prometió leerlo.... ojalá.

Denis dijo...

Todos!!
tal cual, tmb tengo miedo de no escuchar mis hijos o nietos el dia de mañana ( rcien tengo 20 años)
eso me entristece, pro bueno...tener los voy a tener!

:) un besito a todas!


Denis