12 mayo 2008

2x1

No se pueden quejar. Dos post un mismo día.
Sé que no estuve escribiendo mucho. Problemas en este lado del mundo. Y dentro de unos días regreso a Salta a continuar mis estudios de logogenia (sobre lo cual sigo prometiendo post y no cumplo).
Así que como no sé cuándo volveré a escribir, dejo el blog regado para un buen tiempo. Les dejo el rincón de los comentarios para que se despachen con lo que quieran.
Hasta prontito.
Gracias por todo.

4 comentarios:

Gracias Totales Tributo a Soda dijo...

Estimada Vero y demás amigos de esta historia de vida:

Encontré el blog por casualidad y realmente estoy muy conmovida. Sinceramente no pensé que estaba tan acompañada en mi bendita otoesclerosis y todo lo que conlleva.

En mi caso la enfermedad avanzó derepente en solo tres meses cuando tenía 19 años. En tres meses me quedé practicamente sorda, escuchaba algo pero no entendía nada. Pude operarme de ambos oidos, el primero de manera casi urgente para evitar la mayor perdida definitiva de audición. Me operé el primer oido en el año 97’ y el segundo en el año 98’ logrando recuperar buena parte de mi audición. Pero desde luego no escucho como una persona normal y tengo muchísimos ruidos.

La enfermedad me arruinó mi carrera universitaria y mi vida durante esos tristes años. Al no escuchar tuve que dejar mis estudios, y me aislé de mundo, en mi más triste soledad. Nadie de mi familia comprendió, aun hasta hoy, la gravedad de mi problema, al punto de practicamente no trascender.
Estaba promediando mi carrera cuando me enconté leyendo los labios y no tuve mas remedio que abandonar. Cuando llegó el momento de la segunda operación, conocí a quien hoy es mi marido, que me acompañó, me cuidó y me amó como nadie lo hubiera hecho a esa edad (teníamos tan solo 20 y 24 años!).

Los años pasaron... Diez de la primera operación. Nunca pude usar anticoncetivos pero me va muy bien con el DUI. Sabía que podía perder mas audición, pero aunque quedara sorda nada era más poderoso que satisfacer mi maternidad. Así que hoy tengo dos maravillosos hijos, y la verdad si estoy mas sorda no me cambia en nada. Mis hijos son los que me ayudan a sanar esas heridas...
Ahora que ya van al jardín retomé mi carrera, haciendo cursos en lugares reducidos, en donde puedo entender lo que dicen, asumiendo que lo que pasó ya pasó. Mi ruido me sigue a todas partes, pero ya convivo con él. El problema es que me había vuelto una persona muy renegada, muy depresiva y muy enojada con todo y con todos. Cosa que estoy limando para ser feliz.

Quiero decir:
La que quiera ser madre, sealo igual. Tienen posibilidades de ser un poquito mas sordas, pero serán madres!

La que quiera cuidarse, pruebe con el DUI. No te hace mas sorda, solo te permitirá sentirte menos discapacitada.

La que quiera estudiar, estudie. Tal vez ya no en una gigantesca sala de la UBA pero hay miles de alternativas. Yo no el título en la pared, pero soy fotográfa y Diseñadora Gráfica, porque me hice a mi misma.

Que cosas que tiene la vida, no?
Un abrazo a todos! Djasmine

maria dijo...

Vero: logo que?? suena inportante che!.
A quien escribió mensaje anterior:yo también perdí la audición a los 19 y pasé por todas las depres. Estudié y despúes de 3 años me recibí de Profesora, que era mi sueño. Pero no ejercí porque mis sueños no coincidieron con la realidad. Los colegios prefieren profesores oyentes, y no paso el apto físico que requiere el ministerio de educación.Seguí estudiando igual, y haciendo cursos, y trabajando de otra cosa.. Pero eso le pasa también a los de audición perfecta. Por eso es importante no postergar cosas y ocultarse detrás de la discapacidad para NO HACER.

Susana dijo...

Hola a todas y todos (me da la impresión que nosotras somos más).
Aqui estoy yo también con esos mismos "problemillas". Tengo 35 años y hace 5 que me operé del oido derecho; resulta que la prótesis se ha estropeado, sí, no se que "...." ha pasado, pero de repente parece que ya no funciona. Me queda el izquierdo, que va bajando lentamente. Bien, y ahora que?, tengo un nene primero?, me opero después?, no puedo seguir trabajando? (los alumnos se vuelven locos cuando les pregunto algo y me quedo mirando fijamente con los ojos muy abiertos y sonriendo, ja, ja, ja), no podré montarme en un avión para visitar a mi hermano en 1 año?. Me entran ganas de hacerlo todo deprisa, antes de que pierda más audición.
Menos mal, que mi marido y mis amigos tienen una paciencia infinita y nos reimos de esto; yo les digo: "corre, repítemelo!, que han dicho, para que me ria a la vez?".
Un beso a tod@s y a ver si nos vemos

Fabiola dijo...

Pfff!!

Entonces me apuro a hacer la maestría antes de perder mi audición, no sabía que fuera posible perder tanta en tan poco tiempo =(, solo espero que mi discapacidad no estropeé mis planes profesionales y personales, por que de verdad el próximo año empiezo mi maestría y en unos 4 más tal vez tenga otro bebe.

Saludos =)