25 diciembre 2007

HASTA EL PRÓXIMO AÑO

¡Gracias a todos por acompañarme en esta aventura! Cada comentario me hace sentir que pude hacer algo importante y valioso de algo que es... (colocar la palabra que cada uno sienta en relación a su hipoacusia/sordera). Y cada pregunta, cada consulta, cada mail privado, me hace sentir que aprendí algo de todo esto. Ofrecer mi testimonio, aconsejar si me lo piden, transmitir información es, desde lejos, lo mejor de lo mejor que me pudo haber sucedido en relación a mi discapacidad. Lo que de alguna manera me completa.

Si les joden los petardos, ¡desnúdense de audífonos!

Hace dos semanas me animé, por primera vez, a usar mi certificado de discapacidad para viajar en colectivo y en subte. No, no lo hacía hasta ahora. Pagaba el boleto como cualquier normal. No me pregunten por qué. Temía que al verme, tan normalita yo, algún colectivero me peleara la validez del certificado. Pero al fin lo hice. ¡Y no pago más boleto!

En el periódico EL CISNE de diciembre hay un artículo titulado "La discapacidad en tiempos del weblog", y allí rescatan mi blog. ¡Muchas gracias al periodista Luis Eduardo Martínez! por valorar este espacio. Aunque me queda la duda de por qué nombra "La vida con subtítulos" y no "Otoesclerosis, hipoacusia y otros productos en stock".
Martínez escribe: "Pero no sólo de testimonios de vida y redes de colaboración se nutre este cuadrante del ciber espacio, la creatividad artística y el profesionalismo informativo ocupan un lugar destacado. Un ejemplo de ello en nuestro país es el espacio de la periodista y escritora Verónica Sukaczer quien a través de "La vida con subtítulos" y de una mirada no exenta de humor e ironía, no sólo comparte experiencias relacionadas con su hipoacusia, sino un creativo análisis de nuestra sociedad, satirizando sus lados flacos y abriendo el mundo de lo literario (y sigue extracto de un post")".
¡Tomá!

¡Y se viene la revelación sobre la logogenia (que estoy estudiando)!

A todos, GRACIAS Y FELICES FIESTAS.

04 diciembre 2007

DES-ENCUENTRO

En el Día Internacional de la Persona con Discapacidad (ayer, 3 de diciembre)me hubiera encantado ver el documental de las 22 horas que pasaron por el canal Encuentro. La cosa parecía hecha con respeto, con conocimiento. Las personas con discapacidad motriz que aparecían en pantalla parecían tener algo interesante para decir.
Pero... ¡EL PROGRAMA NO TENÍA SUBTÍTULOS!

En el Día Internacional de la Persona con Discapacidad, a los del canal Encuentro les faltó pensar un poquito más.