27 agosto 2007

ESTÁ BIEN, ME PESCASTE, SOY DISCAPACITADA

Lo admito. No es que me guste, por supuesto quisiera ser como todo el mundo, poder hacer lo que hace la mayoría. No es que me avergüence (bueno... un poco) ni lo oculte (ya lo intenté...). El tema es que aprendí, por el camino difícil, que sólo a través de la aceptación llega el entendimiento, la paz mental, la comprensión, el amor y todas esas gansadas.
Así que aquí va, la confesión pública de mi discapacidad:
Nunca pude hacer el rol al revés de forma decente. No puedo tocarme las puntas de los pies sin doblar las rodillas. No sé pintarme las uñas, pinto una y me arruino otra. No sé silbar. Me quito la pielcita de los labios. No sé tirarme de cabeza a la pileta. No sé hacer soufflé. Ni tortas caseras. Uso plantillas ortopédicas. Necesitaría ortodoncia pero a mi edad considero el asunto perdido (cuando tuve aparatos, no los usé). Transpiro en forma excesiva, lo que dificulta mi vida social. Uso anteojos con 0,25 de aumento a la hora de trabajar frente a la PC. No coso mi ropa cuando se rompe (excepto botones). No sé hacer salsa de tomate casera. Nunca amasé. Estoy imposibilitada de hacer cuentas mentales. Me lleva entre cinco y diez repeticiones recordar el nombre de una persona, e incluso así a veces no lo logro. Cada vez que necesito una palabra exacta (cuando escribo, frente a un médico, etc) no la recuerdo. Le temo al mar. Me pica la lana, lo cual me impide su uso correcto. Soy alérgica a la gatos. Y a la bijouterie, por lo cual me veo en la obligación de usar joyas de oro. No sé cantar. Y cuando lo hago por placer mi voz es tan molesta que quienes me rodean mi discriminan mandándome a callar. No soporto el olor a cigarrillo en la gente. Sufro de cosquillas. Soy torpe en casi todos los deportes. Cuando me dan un vuelto equivocado a mi favor, a veces me lo quedo. No me gusta el vino ni nada que tenga alcohol. Tiendo a discutir acaloradamente con vendedores y empleados. No plancho bien. No sé mandar.

21 agosto 2007

RONDA INFORMATIVA

De paseo por mi pasado periodístico, me resultó muy interesante este artículo .
Y este otro .
Y esto, que indica cuándo corresponde otorgar certificado de discapacidad a una persona con déficit auditivo:

SERVICIO NACIONAL DE REHABILITACION
Disposición 396/2006
Apruébanse los criterios de valoración para certificar la discapacidad en pacientes auditivos.
Publicada en el Boletín Oficial del 20-mar-2006
Número: 30869
Página: 27
Bs. As., 8/3/2006
VISTO Y CONSIDERANDO:
Que el SERVICIO NACIONAL DE REHABILITACION resulta Autoridad de Aplicación de la Ley Nº 22.431.
Que en virtud de la competencia que le ha sido asignada en relación con la Certificación de Discapacidad, se hace necesario determinar en los casos de discapacidad en pacientes auditivos, cuándo corresponde extender el mismo.
Que a tal fin, se aprueban por la presente, las planas anexas que determinan los criterios para extender dicho Certificado.
Que el Departamento de Asuntos Jurídicos ha tomado la intervención de su competencia.
Que la presente se dicta en virtud de las facultades previstas en la Ley Nº 22.431, sus modificatorias y Decretos reglamentarios y los Decretos Nº 703/95 y 106/05.
Por ello,
EL DIRECTOR DEL SERVICIO NACIONAL DE REHABILITACION
DISPONE:
Artículo 1º — Apruébanse, como Anexo I al presente artículo, los criterios de valoración para certificar la discapacidad en pacientes auditivos.
Art. 2º — Regístrese, publíquese y cumplido, archívese. — Jorge O. Badaracco.
ANEXO I DE LA DISPOSICION Nº 396
CRITERIO PARA CERTIFICAR LA DISCAPACIDAD EN PACIENTES AUDITIVOS
A. Serán considerados discapacitados auditivos los siguientes casos:
• Hipoacusia Perceptiva Profunda Bilateral.
• Hipoacusia Perceptiva Severa Bilateral.
• Hipoacusia Perceptiva Moderada Bilateral.
• Hipoacusia Perceptiva Profunda Unilateral más Hipoacusia Perceptiva Severa contra lateral.
• Hipoacusia Perceptiva Profunda Unilateral más Hipoacusia Perceptiva Moderada centra lateral.
• Hipoacusia Perceptiva Severa Unilateral más Hipoacusia Perceptiva Moderada contra lateral.
• Hipoacusia Mixta Severa Bilateral.
• Hipoacusia Mixta Profunda Bilateral.
• Hipoacusia Mixta Profunda Unilateral más Hipoacusia Mixta Severa contra lateral.
B. Para aquellos pacientes que presenten los siguientes diagnósticos se deberá tener en cuenta lo siguiente:
• Hipoacusia Conductiva Moderada Bilateral: La certificación va a depender:
o Si es reversible al tratamiento médico y/o quirúrgico, no corresponde certificación.
o Si es irreversible al tratamiento médico y/o quirúrgico, corresponde certificación.
• Hipoacusia Mixta Moderada Bilateral: Va a depender de los valores de la vía ósea y de la posibilidad de tratamiento médico y/o quirúrgico.
• Hipoacusia Perceptiva Profunda Unilateral más Hipoacusia Perceptiva Leve Contra lateral: Se solicitará Logoaudiometría para evaluar discriminación y necesidad de uso de audífono en oído con Hipoacusia Leve.
• Hipoacusia Perceptiva Severa Unilateral más Hipoacusia Leve Contra lateral: Se solicitará Logoaudiometría para evaluar discriminación y necesidad de uso de audífono en oído con hipoacusia leve.
• Hipoacusia Perceptiva Moderada Unilateral más Hipoacusia Perceptiva Leve Contra lateral: Se solicitará Logoaudiometría para evaluar discriminación y necesidad de uso de audífono en oído con hipoacusia leve.
• Hipoacusia Conductiva Moderada Unilateral más Hipoacusia Conductiva Leve Contra lateral: Depende de la causa. En caso de secuela se solicita logoaudiometría.
o Si es reversible al tratamiento médico y/o quirúrgico, no corresponde certificación.
o Si es irreversible al tratamiento médico y/o quirúrgico, corresponde certificación.
• Hipoacusia Mixta Profunda Unilateral más Moderada Contra lateral: Depende de valores de vía ósea y posibilidad de tratamiento.
• Hipoacusia Mixta Profunda Unilateral más Hipoacusia Mixta Leve Contra lateral: Depende de valores de vía ósea y posibilidad de tratamiento.
• Hipoacusia Mixta Severa Unilateral más Hipoacusia Mixta Moderada Contra lateral: Depende de valores de vía ósea y posibilidad de tratamiento.
• Hipoacusia Mixta Severa Unilateral más Hipoacusia Mixta Leve Contra lateral: Depende de valores de vía ósea y posibilidad de tratamiento.
C. No serán considerados discapacitados auditivos los siguientes diagnósticos:
• Hipoacusia Perceptiva Leve Bilateral.
• Hipoacusia Conductiva Leve Bilateral.
• Hipoacusia Mixta Leve Bilateral.
• Hipoacusia unilateral.
• Normo audición.
D. Requisitos para acreditar la discapacidad en pacientes auditivos:
1. CERTIFICADO ORIGINAL EXPEDIDO POR MEDICO ESPECIALISTA QUE CONTEMPLE:
Diagnóstico COMPLETO (Ej. Hipoacusia Perceptiva Bilateral Profunda).
Estado Actual de su Rehabilitación (Breve descripción).
Fecha, firma y sello de OTORRINOLARINGOLOGO.
El Certificado deber ser actualizado (NO más de 6 meses)
Todos deben ser ORIGINALES, NO SE ACEPTAN FOTOCOPIAS y serán retenidos, sin devolución.
2. ESTUDIOS MEDICOS COMPLEMENTARIOS SEGUN SU PATOLOGIA:
(NO más de 6 meses)
Audiometría Tonal - Logoaudiometría - En menores de 2 años: Potenciales Evocados Auditivos de Tronco (PEAT) y/o Otoemisiones Acústicas (OEA). En caso de implante coclear, los estudios deberán ser realizados con la desconexión de éste.

13 agosto 2007

UNA LLAMADA COMO CUALQUIERA

Suena el teléfono.
-¿Hola?
-Hola, ¿está Verónica?
-Sí, soy yo. ¿Quién habla?
-Ah, hola, soy ..... (no entiendo el nombre). ¿Cómo estás?
-Perdón... ¿quién habla?
-......
-No se escucha bien por esta línea... (es mentira)
-.....
(Considero que preguntar una vez más entra en el terreno peligroso de la incomprensión entre personas, así que continúo).
-Ah, hola, ¿qué tal? (nótese que soy impersonal)
-Yo muy bien. Contame de ustedes.
-Bien... gracias... (no puedo dar muchos datos personales porque no sé con quién estoy hablando). Lo de siempre... Y... ¿vos? (aquí suelto la soga para que me ofrezca información que me ayude a saber quién es).
-Todo bien, mucho trabajo.
-Sí, me imagino...
-Hace mucho que no nos vemos. (Primera información que recibo. ¿A quién hace mucho que no veo?)
-Sí, es verdad...
-Por eso los quería invitar a ...... (no entiendo lo que dice, pero para qué pedir que me repitan si ni siquiera sé con quién estoy hablando)
-Ah... bárbaro. ¿Para cuándo?
-Para el miércoles a eso de las ocho, ¿les parece bien?
-¿Con los chicos?
-¡Claro! ¿Cómo va a ser sin los chicos? (tiene hijos. Mis hijos pueden ser amigos de sus hijos, o es mamá de un compañerito)
-Dale, dame los datos.
-Anotá la dirección. Es en ..... (no entiendo).
-Listo. ¿Me pasás un teléfono, por las dudas?
-¿No tenés mi teléfono? (¿Se queja? ¿Se considera muy cercana? ¿Debería saber su teléfono de memoria? ¿Somos muy íntimas?)
-Sí, claro, pero por las dudas, ya que tengo la agenda acá, y anoto todo junto (mentira).
-Anota: 8..8..-..888 (Aquí me recuerdo que debo arreglar el identificar de llamadas)
-Esperá, más despacio. Viste que te dije que no anda bien la línea.
(No, muy íntima no puede ser, porque sabría que no escucho bien y de entrada sabría que debe hablarme despacio. De a poco logro completar el teléfono. Entender números es mucho más fácil que direcciones o nombres propios porque uno tiene que hacer coincidir el sonido que escucha con alguno de los números conocidos, que por suerte son sólo 11).
-Listo.
-Nos vemos entonces.
-¿Llevo algo?
-No, no te preocupes. Gracias igual. (No tengo que llevar nada, debe ser un cumpleaños).
-Nos vemos entonces. Gracias por la invitación.
-Les mando un beso (nos conoce a todos).
-Otro. Hasta lueguito.
(Esta no es la transcripción de una llamada real, sino una representación de cómo son, más o menos, la mayoría de mis conversaciones telefónicas).

Terminada la conversación mis opciones son:
1- Entrar a páginas amarillas en Internet, y buscar la dirección, y tal vez un nombre, a través del número teléfonico, y tal vez la respuesta.
2- Chequear entre la gente por sectores (amigos del club, mamás de la escuela, familia, etc) si hay algún cumpleaños o reunión el miércoles.
3- No ir, y si luego vuelve a llamar decir que uno de los chicos se enfermó. Los chicos siempre se enferman.
4- Buscar en agendas viejas si ese miércoles tengo marcado algún evento.
5- Como tengo el número telefónico, pedirle a mi esposo que llame en algún momento desde otro teléfono (por si ellos tienen identificador de llamadas) y ver si reconoce la voz.
6- En caso de no funcionar el 5, volver a llamar -siempre desde otro teléfono- y hacerme pasar por una vendedora, encuestadora, o similar, y tratar de sacarle el nombre.
7- Si no funciona el 6, llamar -ídem- como si fuera un secuestro virtual de algún familiar, y pedirle el nombre.
8- Si no funciona el 7 volver a llamar cuando no haya nadie, y dejar dicho en el contestador que por favor me llamen, con la excusa de que perdí la dirección, y así tener otra chance de averiguar quién es.

Como verán, todos los puntos de arriba hablan de la necesidad de razonamiento, rapidez mental, cálculos, memoria, investigación en diferentes medios, entrevistas, resolución de conflictos y de enigmas. Justamente lo que hace a una mente inteligente, vivaz, superior, detallista, atenta. Como los músculos, la mente debe ejercitarse para mantenerse en estado. Y mientras a las personas normo-oyentes se les sugiere la realización de crucigramas o el armado de rompecabezas, las personas hipoacúsicas sólo debemos hacer uso de nuestra cotidianeidad para ejercitar nuestra mente.

Este ha sido otro aporte de V.S para la salud mental de la persona hipoacúsica.